Delicias de zanahoria y coco

Delicias de zanahoria y coco

¿No crees que sería genial tener a mano un capricho sano listo para tomar cuando te apetezca sin tener que recurrir a ultra procesados? Pues estás de suerte, porque estas delicias de zanahoria y coco te van a solucionar ese momento y además, creo que te van a gustar mucho 🙂

Son una bolitas que se preparan en crudo, sin fuegos, ni horno, simplemente triturando los ingredientes que te propongo y dándoles forma, así que cualquiera puede prepararlas sin importar su nivel culinario y sin poder alegar falta de tiempo para escaquearse.

Resultan ser una opción ideal para tomar como snack porque además de tenerlas en casa puedes llevarlas contigo en el bolso o mochila y tomarlas cuando te pique el gusanillo o te apetezca algo dulce.

La combinación de las nueces, con la zanahoria y las especias me recuerda mucho a la tarta de zanahoria que me en-can-ta, ¿a ti no?, y por eso para mí estas bolitas se han ganado la denominación de delicias. Pero eso mejor que lo juzgues tú…y para ello tendrás que prepararlas.

Vamos con la receta 😉

Delicias de zanahoria y coco

DELICIAS DE ZANAHORIA Y COCO

Cantidad: unas 15 bolitas
Tiempo: 5 minutos
Utensilios: procesador de alimentos

INGREDIENTES:

  • 105 gr de zanahorias
  • 10 gr de coco rallado y un poco más para decorar
  • 35 gr de nueces
  • 7 dátiles
  • 1/2 cucharadita de canela
  • 1/4 de cucharadita de jengibre
  • pizca de sal

Delicias de zanahoria y coco

PREPARACIÓN:

  1. Deja los dátiles a remojo en agua caliente durante unos 10 minutos para que se ablanden un poco.
  2. Ralla la zanahoria con un rallador manual o con un procesador de alimentos.
  3. Introduce todos los ingredientes en el triturador (recuerda retirar los huesos de los dátiles antes de continuar) y tritura hasta obtener una masa fácilmente moldeable. Si se queda un poco seca la masa puedes añadir un poquito del agua de remojo de los dátiles y si la prefieres más compacta añade alguna nuez más, para mí así está perfecta.
  4. Con tus manos forma bolitas del tamaño de un bocado y después rebózalas en el coco rallado.
  5. Guarda las bolitas en un túper en la nevera durante unas horas para que adquieran la consistencia ideal y si no las vas a comer en el momento consérvalas allí.

Delicias de zanahoria y coco

¡Que lo disfrutes!

Con todo mi amor,

 

Deja un comentario